Una niña de dos años de nombre Helena llegó a casa con menos cabello por culpa de un descuido de su maestra.

Los niños se encontraban en la sala de juegos como parte del aprendizaje preescolar de peluquería. Sin embargo, nadie imaginó que un menor tomaría una máquina de afeitar que se encontraba a la mano y se pondría a practicar en la cabeza de su compañera.

Los encargados de la guardería "Destiny Kids Nursey" en Battersea, al oeste de Londres, mencionaron no darse cuenta de que la niña había sufrido esta pérdida de cabello porque ella no lloró.

Por su parte, la madre de Helena, Julie Miur, de 34 años, se horrorizó al recoger de la guardería a su hija, pues tenía una gran parte de cabello rapado. Además, se indignó porque el personal dejara a solas niños de esa edad con un instrumento tan peligroso, se informó en "ITV News".

En la galería podrán ver las fotos de Helena y otras travesuras de niños.

Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.