Una joven inglesa esta haciendo negocio con su físico debido a que se parece a Taylor Swift. 

Su nombre es Rose Nicholas, tiene 23 años y gracias a que podría ser la hermana gemela de Swift, gana casi 600 dólares por asistir a eventos.

"Mis amigos se dieron cuenta del parecido cuando tenía 17 años" dijo Nicholas al Daily Mail. A pesar de las ventajas, la joven es también consciente de los inconvenientes. "Los fans me persiguen y me piden selfies. Por lo general me da igual, pero hay veces que me da terror".

Pero está claro que su parecido tiene muchos beneficios, más allá de su nuevo trabajo. "En un bar en Boston bebí gratis durante toda la noche porque estaban convencidos de que era Taylor", reconoció la joven.  

Rose recibió la llamada de varias agencias interesadas en contratarla como doble de Taylor Swift. Su próxima aparición será con un doble de Ed Sheeran.