Bono, el líder de la banda irlandesa U2, confesó que el accidente que sufrió al caer de una bicicleta en Central Park, en noviembre pasado, podría tener graves consecuencias.

El cantante indicó en la página oficial del grupo que hay "altas probabilidades de que no vuelva a tocar la guitarra". De hecho, el artista tuvo que cancelar cualquier acto público hasta mediados de 2015.

"Me rompí la cara, el hombro y el codo. También me lastimé mi orgullo, pues cuando estaba en el piso se dieron cuenta que llevaba una licra amarilla, eso no es muy rock & roll", bromeó Bono.

El cantante de 54 años fue intervenido quirúrgicamente y ahora cuenta con un codo de titanio, lo que le dificultaría volver a tocar la guitarra.