Después de cuatro temporadas conquistando a grandes y chicos, la serie animada “Phineas y “Ferb” llegará a su fin el próximo 12 de junio en Estados Unidos.

Esta serie en la que dos hermanastros usan su inteligencia para construir todo tipo de inventos (desde una montaña rusa hasta un ejercito de robots) surgió de las mentes creativas de Jeff Swampy Marsh y Dan Povenmire, colaboradores en series como: “La vida moderna de Rocko” y “Los Simpson”.

“Ninguno de nosotros pasó las vacaciones delante de un televisor, siempre construimos fuertes, protagonizamos obras de teatro o películas, todo eso y el hecho de tener hijos ayuda a mantener viva la curiosidad y energía. Todo nos influyó”, reveló Swampy al periódico español ABC.

Sin embargo, en Internet existe una teoría que asegura que la historia de “Phineas y Ferb” está inspirada en un hecho real ocurrido en Rusia a partir de 1993.

Un rumor en Internet asegura que “Candace Flynn” existió en la vida real y tras el divorcio de sus padres comenzó a sufrir alucinaciones en las que sus hermanos vivían aventuras irreales.  

Según esta teoría, “Phineas” nació con comportamiento hiperactivo. Mientras que su hermanastro, “Ferb” padecía un caso de autismo, razón por la que no habla y luce más pequeño de lo que en realidad es.

“Candace” solía contar todas las aventuras de sus hermanos a su madre, pero esta nunca le creía por lo que decidió llevarla con un especialista.  

La teoría señala que el "Dr Heinz Doofernshmirtz" diagnosticó a “Candace” con esquizofrenia.  

“Candace” tomaba medicamentos para controlar su trastorno mental, sin embargo su consumo se convirtió en una adicción. 

Esta historia que se ha hecho viral en las redes sociales indica que “Candace” murió a los 14 años de una sobredosis y su madre vendió su historia a los productores de Disney.