Dos años después de que le diagnosticaran VIH y de saber que era portador del virus del Sida, Charlie Sheen gastó una cifra millonaria en prostitutas durante 2013.

De acuerdo con informes económicos de la productora "9th Step", de la cual el actor es dueño, gastó casi 1.6 millones de dólares en mujeres. 

El gasto millonario aparece bajo el título de "entretenimiento amistoso", y según indican los documentos, el exprotagonista de "Two and a Half Men" gastaba entre 75 mil y 100 mil dólares en tan solo una noche.

Lo único que no señala el informe es con cuántas mujeres se acostó Sheen en ese año; sin embargo, Anna Gristina, la encargada de suministrar mujeres al actor, aseguró a la web "Page Six" que durante dos años el actor pagó US$5 mil extras si el sexo era sin condón.

"Es una posibilidad real, puede haber contagiado a docenas de chicas", afirmó la mujer.