El mundo de la moda está consternado. La modelo de origen checo Katerina Netolicka fue encontrada sin vida en la bañera de su casa, junto a sus dos perros, que también estaban muertos.

Aún se desconocen las causas de la muerte de la modelo checa, quien fue imagen de Prada y L’Oréal. Las autoridades aún esperan los resultados de la autopsia. El cuerpo sin vida de la joven de 26 años fue encontrado por su hermano, quien fue a buscarla al no conseguir contactarse con ella.

La modelo vivía con su novio, el jugador profesional de hockey Jakub Petruzalek, con quien tenía una relación de cinco años. Al momento de la muerte de Katerina, el deportista estaba de viaje con su equipo los Avtomobilist Yekaterinburg, según informó el Daily Mail.

En la galería encontrarán fotos de la modelo y más información sobre el caso. Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.