La casa de "Jesse Pinkman" de "Breaking Bad" ha sido puesta en venta por 1.6 millones de dólares, así lo anunció el sitio web de la serie.

La residencia se ubica en un histórico barrio de Albuquerque, Nuevo México, donde se rodó el elogiado programa protagonizado por Bryan Cranston.

El inmueble se encuentra totalmente remodelado y cuenta con dos pisos, 320 metros cuadrados, chimeneas enmarcadas en piedra, pisos originales de madera, cuatro dormitorios, una suite de lujo y cocina gourmet.

En la serie, la casa donde vivió "Jesse Pinkman" era de su tía "Ginny", quien tras morir de cáncer se la entregó en agradecimiento por sus cuidados. Más tarde, el joven drogadicto la usaría incluso como laboratorio para "cocinar" metanfetamina en el sótano. Luego que sus padres le arrebataran el lugar, logra comprarlo gracias al dinero ganado como socio de "White".

El programa marcó numerosos récords de audiencia y generó todo un fenómeno social. Su capítulo final emitido en septiembre de 2013 por AMC fue visto por 10 millones de espectadores.