"Los tiempos están cambiando, ¿verdad?", preguntó Mick Jagger en español a la multitud de cubanos extasiados que asistió la noche del viernes al primer concierto de los Rolling Stones en la isla comunista que alguna vez censuró el rock. 

A sus 72 años, Jagger llevó al delirio a los cientos de miles de cubanos, y muchos extranjeros, que esperaron pacientes por varias horas el inicio del espectáculo de luces y sonido más grande jamás visto en La Habana.

Al menos 400.000 personas, según el portal estatal Cubadebate, desbordaron la Ciudad Deportiva en donde se desarrollo el show gratuito y al aire libre de los Stones. 

AFP

Foto:

Jagger interactuó en español con el público y dejó mensajes que retumbarán por mucho tiempo.

"Aquí estamos finalmente, ¿ah? Estamos seguros de que esta noche será inolvidable", dijo el líder de los Rolling Stones.

Jagger sorprendió al evocar la censura del rock en el país comunista de los años sesenta y setenta, cuando la música en inglés era vinculada con el enemigo imperialista y con "desviación" ideológica.

Entonces los cubanos escuchaban a los Beatles o los Rolling Stones en la intimidad de sus cuartos, en placas metálicas en forma de vinilos o cintas magnetofónicas que intercambiaban como si fuera contrabando.

"Tiempo atrás era difícil escuchar nuestra música acá en Cuba", se dirigió Jagger a los asistentes, y remató con las frases que seguramente harán historia:

"Pero aquí estamos tocando para ustedes en su linda tierra...pienso que finalmente los tiempos están cambiando, ¿verdad?".

Jagger, Keith Richards, Charlie Watts y Ronnie Wood interpretaron éxitos como 'Paint it black', 'Sympathy for the devil, 'Star me up', 'Miss you' y remataron con 'Satisfaction'.

"!Gracias Cuba por el increíble e inolvidable show!", escribió la banda en su Twitter.