El oficial David Taylor de Louisiana en Estados Unidos se encontraba monitoreando el Festival Internacional de Arroz en Crowley y encontró a un pequeño desesperado entre la multitud.

Luego de ver al niño, el policía se acercó y lo tomó entre sus brazos descubriendo que se encontraba perdido. Al abrazarlo mientras buscaban a su familia, el pequeño se quedó dormido.

Al respecto, David mencionó al canal de noticias estadounidense "KLFY 10" que le pidió al menor que subiera a sus hombros para que tratara de buscar a sus familiares".

Además también mencionó: "No estaba haciendo nada distinto a lo que haría el resto de mis colegas, la única diferencia es que alguien me tomó fotos".

Su madre fue encontrada luego de media hora. 

En la galería de fotos podrán observar más imágenes de policías amigables con niños.