Eminem reveló uno de sus principales problemas de salud que estuvo relacionado con su aumento de peso y drogadicción.

Tras haber sido uno de los cantantes más sensuales, el rapero reconoció que llegó a pesar más de 100 kilos (220 libras) en el año 2008, aumento que atribuye a tratar de aliviar el dolor de estómago que le producían los fármacos que ingería.

"En 2007, tuve una sobredosis y me ingresaron al hospital. Llegué a pesar cerca de 104 kilos (230 libras). No sé como llegué a pesar tanto, pero creo que fue la mala nutrición", confesó Eminem durante una entrevista para la revista "Men's Health".

Tras concluir su rehabilitación, el cantante de 42 años decidió hacerle frente a su problema con ejercicio, de esta forma descubrió una nueva adicción: correr.

"Cuando salí de rehabilitación necesitaba perder peso, pero también necesitaba encontrar la manera de mantenerme sobrio", expresó.

El ejercicio le permitió reducir su peso hasta los 67 kilos (147 libras), pero su obsesión con el deporte le provocó una fuerte lesión en la cadera.

"Corrí hasta el punto de romper los flexores de mi cadera", finalizó el rapero.