Los incomodos gases, pedos o como se debería de decir flatulencias, son esos aires que salen naturalmente del cuerpo pero que están mal vistos si se hacen en público.

Ahora han creado un parche que termina con el desagradable olor de los gases, transformándolos en aroma a menta.

Este invento se llama “Flatulence Deodorizer”, neutraliza el olor de los gases. El objeto se pega en la ropa interior y libera el olor gracias al carbón vegetal con el que está hecho.

Su mejor característica es que está equipado con un perfume especial entre las capas que permiten que la persona huela todo el día a menta, sin importar si tiene malestares gástricos que puedan incomodar.