¿Se acuerdan de la película "La Mujer de mis Pesadillas"? En esta, Ben Stiller se casaba con una loca mujer y en plena luna de miel conocía al amor de su vida, creando toda clase de enredos. Al protagonista de esta historia no le pasó todo lo que Stiller sufrió en el largometraje, pero su situación es parecida.

Tuvo el descaro de casarse con su amante en la misma playa con la que se casó con su esposa (en la Riviera Maya) en 2007. Y hasta tuvo el mismo padrino. Y al ser descubierto, por supuesto, enfrenta una condena de 18 semanas de cárcel. Y es que Adrian Linham no pudo ocultar sus mentiras por más tiempo: llevaba saliendo por 3 años con su amante y decidió casarse con ella en el mismo lugar. La esposa, mientras tanto, se enteraba de todo por una carta de su suegra, informó The Telegraph.

Por otro lado, la amante no sabía que él estaba casado y que se inventaba excusas hilarantes para no pasar tiempo con su esposa. Y que esta también se enteraba de su enlace porque se le ocurrió la brillante idea de poner todo en Facebook. Ahora su nueva esposa, con su marido tras las rejas,  es la única que lucha por él, que incluso abandonó a su esposa, que sufrió un aborto, por estar con ella.

En la galería: Formas de vengarse de un infiel. Para leer la información, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".