El clan Kardashian-Jenner ha decidido pasar unas vacaciones en la isla francesa de St. Barts, ubicada en el Mar Caribe.

Este lunes, Kim Kardashian y su familia aterrizaron en un vuelo privado y la socialité dejó en claro que su embarazo no es ningún impedimento para ponerle un alto a su estilo de vida.

La esposa de Kanye West mostró nuevamente su pancita en un vestido ceñido. Fue vista bajando del avión junto al resto de los integrantes de su clan, mientras un equipo grababa su llegada para la próxima temporada de su show televisivo: "Keeping Up With The Kardashians".

La primera en bajar del avión fue Kim junto a su pequeña hija North, posteriormente lo hicieron su sobrinos junto a Khloé, Kendall, Kourtney y su madre, Kris Jenner.

¿Y Kylie? De acuerdo con la información del sitio "Zeleb", la más pequeña de las Kardashian llegará en las próximas horas a St. Barts para disfrutar de las vacaciones familiares.