Después de alcanzar la fama gracias a "Fifty Shades of Grey" y ganarse el gusto de los críticos con su papel de asesino en la serie "The Fall'", Jamie Dornan no tiene claro qué le preocupa más: si el hecho de que solo le ofrezcan papeles de "psicópatas enfermizos" o el que se sienta cómodo interpretando este tipo de personajes.

"Me considero una persona bastante despreocupada, lo que no entiendo es por qué no paro de interpretar a psicópatas. A veces me preocupa lo cómodo que me siento haciéndolo", mencionó en una entrevista con el periódico "The Guardian".

"En realidad, no soy ajeno a por qué la gente podría pensar que es una mala decisión para mi carrera, o por qué implica cierto esnobismo. Pero tampoco soy estúpido, y sabía que en manos de la directora Sam Taylor-Johnson y del director de fotografía Seamus McGarvey la película estaba a salvo. Y, bueno, tampoco hace daño participar en un proyecto que recauda millones de dólares", aseguró.