Al parecer, ganar el Oscar no siempre es bueno...  Existe una supuesta maldición llamada "The Oscar Love Curse", la cual ha caído en algunas actrices ganadoras de la estatuilla dorada.

Un estudio ha revelado que la mayoría de las actrices que han logrado cumplir su sueño de ganar un Oscar, en un periodo de cinco años o menos, han tenido mala fortuna en el amor.

La Escuela Rotman de Negocios de la Universidad de Toronto y la Universidad Carnegie Mellon analizaron los casos de 751 nominadas entre 1936 y 2010 para encontrar que casi la mayoría de las mujeres que ganan, se divorcian o son engañadas poco después de obtener la preciada estatuilla.

Entre las actrices que podrían ejemplificar este caso se encuentran: Gwyneth Paltrow, Halle Berry, Hilary Swank, Reese Witherspoon, Kate Winslet, Sandra Bullock y Jennifer Lawrence, quienes después de recibir el galardón a mejor actriz, se divorciaron o separaron de sus parejas en un promedio de uno a cinco años.

Pero no es la única maldición del Oscar, algunos actores que han ganado este reconocimiento, han vistos como su carrera se apaga inmediatamente después. Aquí algunos ejemplos: