La apariencia de Hurman Thurman actualmente es muy diferente a la que recordamos en películas como "Pulp Fiction" y "Kill Bill" de Quentin Tarantino. Sin embargo, esto podría ser resultado de un padecimiento que va más allá de la "simple" realización de cirugías plásticas.

Según el británico Marcos Norfolk, director clínico en Transform Cosmetic Surgery, comentó al tabloide Daily Mail que la actriz "está experimentado una transformación dramática y en mi opinión, ella está exagerando en eso".

"Lo que más me sorprende es que la zona de los ojos se ve muy diferente. Parece como si hubiera tenido un tratamiento de blefaroplastia inferior reciente (también conocida como eliminación de ojos bolsa). No lleva ningún delineador de ojos o máscara de pestañas, probablemente con el fin de evitar la infección de la nueva cirugía", mencionó Norfolk.

Por su parte el diario ABC de España afirma que tal cambio puede ser debido a un transtorno mental que lleva a quienes lo padecen a querer cambiar su aspecto.

Se trata de la dismorfofobia. Este "es un trastorno que logra que una persona se ve a sí misma o a una parte de su cuerpo de manera totalmente distinta a cómo es en realidad. Esa parte en cuestión o el cuerpo por completo "se ve feo, deformado y grande (...) No se tiene una visión real, por lo que provoca una obsesión que conduce a la angustia y al malestar", explicó Julia Vidal, psicóloga y directora del centro de psicología Área Humana.

En la galería de fotos podrán ver el antes y después de la actriz.

Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.