La miel es el néctar más dulce que conoce el hombre. Utilizarla en comidas puede provocar un gusto de un apetito infinito. Pero, ¿qué sucede cuando se conjuga con algunos cuerpos desnudos? Se convierten en unos cuerpos lentos y torpes, como las abejas, algo que captó el lente del famoso fotógrafo de celebridades Blake Little.

"Preservation" es su más reciente proyecto en el que añade una "dulce" creatividad escultórica. La mayoría de las fotografías que están en este libro fueron tomas en el 2012, utilizando a varias personas de diferentes complexiones físicas y que representan una amplia gama de edades y etnias, cubriéndolos en miel para crear esculturas e imágenes congeladas en un instante. 

El resultado es increíble. Monstruos, budas, bailarinas, bestias y esculturas, todas de miel; una dulce versión en color ámbar.

Blake es un fotógrafo de celebridades que ha captado varios retratos de estos convirtiéndolos en obras de arte. Su más recientemente trabajo se aleja de estos y experimenta con el cuerpo humano y lo que se puede hacer con piel.