"Despistados" no es sólo una película para chicas. Probablemente entregó la lección de moda más valiosa que un adolescente de los noventa podría necesitar.

De hecho, el público sigue tan obsesionado con la vida de "Cher Horowitz" que Amy Heckerling, quien escribió y dirigió la película, ha confirmado recientemente que están trabajando en una versión musical para Broadway. Como el clásico cumplió 20 años el mes de julio pasado, nuestro media explica por qué la película protagonizada por Alicia Silverstone, Stacey Dash y Brittany Murphy se convirtió en un manual de estilo que hay que ver.

Mucho antes de "Blair Waldorf", "Cher Horowitz" fue la primera en hacer del estilo "preppy" un asunto de moda. El traje de falda amarrillo escocés de Jean Paul Gaultier hizo dar un nuevo giro al uniforme escolar, convirtiendo a los calcetines hasta la rodilla, la mini faldas, boinas, diademas, blazers, y estampados tartán en codiciables, incluso para aquellas cuyos años de la secundaria eran un viejo recuerdo.

El programa virtual de elección de ropa es simplemente el sueño de toda chica. Imagínense esas mañanas sin complicaciones gracias a un computador que elige su estilo para cualquier ocasión. Eso significa que tienen 15 minutos más en la cama cada mañana. Y eso, no tiene precio.

"Dionne" no sólo lleva el nombre de una gran cantante; el estilo de la mejor amiga de "Cher" es aún más lujoso que el de ella. Quiero decir, solo hay que mirar su colección de sombreros: desde la gorra a crochet blanco al sombrero de pescador blanco y negro.

Aparte del estilo “preppy” de "Cher" y su infinito amor por Alaïa y Calvin Klein, la película también personifica al hip-hop de los noventa con "Murray" (el novio de "Dionne"), luciendo, pantalones anchos escandalosamente bajos, con sus calzoncillos boxers asomándose innecesariamente; sombreros Kangol, cadenas de oro y un bigote ridículamente delgado. ¿Sabes de lo que estoy hablando?

Oh, y "Tai"... el patito feo que se transforma en el hermoso cisne. Después de su cambio de imagen, "Tai" se transforma en la obra maestra de "Cher" y "Dionne", e incluso se las arregla para opacar a la maestra. Cualquier chica “fashion” soñaría con tener la oportunidad de hacerle un cambio de look completo a sus amigas mal vestidas como un "nuevo proyecto".

¿Y a quién no le gustaría escribir con un bolígrafo de piel con plumas?