Travis Barker, el baterista de "Blink 182", reveló en una entrevista a la cadena ABC News que le ofreció US$1 millón a sus amigos para que lo mataran, tras el accidente que afectó con quemaduras graves al 65% de su cuerpo.

Barker, uno de los rostros más conocidos del rock de finales de los 90, sufrió un accidente de avión en el 2008, en donde el baterista fue el único sobreviviente.

"Llamaba a mis amigos y les decía 'sabes, depositaré un millón de dólares en cualquier cuenta de banco. Tuvieron que sacar el teléfono de mi cuarto", indicó en la entrevista.

El músico señaló que su salvación fue la presencia de sus hijos. Según Barker, su hijo Landon no paraba de dibujar aviones luego del accidente. 

"Era definitivamente algo que ya era suficientemente mayor para entender", finalizó.