¿Te ha pasado que cuando quieres encender un fósforo la caja está desgastada? Es normal que la superficie de las cajetillas de raspar se desgasten y no hay manera de prender el cerillo

Cuando no es por la fricción es porque el cartón está húmedo y la caja se despedaza.

¿Qué hacer?

El truco es sencillo y rápido, y solo necesitas otros fósforos. Para hacerlo coloca cuatro cerillos juntos formando un cuadrado, introduce una quinta cerilla en el hueco del centro y retuércela para generar calor con la fricción de las cinco cabezas.

El problema es que desperdicias cuatro de un solo, así que no funcionará si tienes un único fósforo. Al menos saldrás del aprieto en tiempo récord.