Uno de los clásicos y más recurrentes juegos de mesa es el "Monopoly", por eso el usuario de Imgur, llamado Elpher, decidió crear una guía para ganar siempre en el juego y de paso hacer que tus acompañantes te odien un poco, todo esto sin hacer trampa.

Primero, asegúrate de tener el libro de instrucciones a mano. Hay jugadores que desconocen algunas reglas básicas, como las subastas en caso de que alguien decida no comprar una propiedad.

Parte inicial del juego

1. Asegúrate de comprar un barrio entero y mejorarlo mediante propiedades. Mejor en cuanto pongas casas lo antes posible.

2. Compra todo lo que consigas en las primeras vueltas, pero no te quedes sin dinero. Recuerda que deberás pagar alquiler cuando caigas en una propiedad del rival.

3. Obtén un barrio aunque salga caro. Recuerda que es posible negociar con los demás jugadores. Eipher recomienda los barrios baratos, porque es más fácil construir casas en ellos.

4. Cuando recuperes el dinero gracias a tus casas, no demores en mejorar tus propiedades. Se recomienda llegar a un tope de tres casas por propiedad.

Parte media del juego

El objetivo ahora es conseguir un segundo barrio.

Dato importante: Monopoly tiene 32 casas y 12 hoteles. En caso de que falten casas, el jugador deberá esperar a que haya alguna libre. Si son dos jugadores en espera, ambos tendrán que lucharla en una subasta. Para esto evita pasar a hoteles en tus propiedades, así los rivales no podrán mejorar.

5. Pide a tu rival la propiedad que te falta para tu segundo barrio cuando este no tenga dinero para pagarte el alquiler.

6. Escacean las propiedades. Ya con tu segundo barrio, mejoralo cuanto antes con tres casas. “Seis propiedades con tres casas te darán más de la mitad de las casas del juego; cuatro casas te darán el 75% del total. Eso hará imposible que tus oponentes mejoren sus propiedades de manera sustancial”, señala Eipher.

Parte final del juego

7. Mantén una reserva de fondos para proteger tus barrios de posibles pérdidas y de una bancarrota si tienes que pagar el alquiler a tu rival. Aprovecha la cárcel para no caer en propiedades rivales.

8. Ahora sí no dejes que te paguen con propiedades. Si no tienen dinero, pídeles que hipotequen o vendan sus casas y propiedades. Esto último te dará una ventaja por si caes en su propiedad posteriormente.

9. El juego acabará y muchos de tus amigos estarán enfadados por la paliza que les diste. Te recomendamos cambiar de juego para no frustrar la amistad.