Mientras filmaba la película “Horns” en Canadá, Daniel Radcliffe se enfermó de gravedad después de tomar agua con anticongelante por accidente.

“En Canadá hace mucho frío y como medida de precaución, para que el agua no se congele en las tuberías por la noche, lo que hacen es añadirle anticongelante. Así que lo que sale de los grifos de las caravanas es agua no potable. Me imagino que llevará algo de anticongelante. El problema es que yo no lo sabía y me puse tremendamente enfermo”, explicó el protagonista de Harry Potter al sitio Daily Mail

El actor era el único que desconocía el secreto del agua de Canadá, pues semanas después del incidente, cuando intentó beber otro vaso de agua en el remolque de maquillaje y peluquería las personas le dijeron: “No puedes beber esa agua, es una locura”.