Salma Hayek pudo evitar un vergonzoso momento. Claro, la mexicana estuvo a punto de caerse. 

La actriz salía de una tienda de ropa en Londres cuando tropezó. Sin embargo, pudo sobreponerse y seguir caminando. 

Hayek salió de la boutique, cuando trastabilló al intentar bajar un escalón, lo que la hizo perder el equilibrio. En todo caso, para tranquilidad de sus seguidores, pudo evitar la caída. La esposa de François-Henri Pinault sonrío y siguió como si nada.

Pero esta no es la primera vez que Salma tiene que lidiar con algunos tropiezos. En 2011, cuando promocionaba la cinta  "El Gato con Botas", en París, pasó por un momento similar, para su fortuna tampoco terminó en el piso y su equipo de seguridad la ayudó. A continuación, el video de aquel momento.