La ópera prima del guatemalteco Jayro Bustamante ha cosechado diferentes reconocimientos en varios festivales alrededor del mundo.

Pero, ¿qué ha hecho que este filme se coloque en el ojo de la crítica cinéfila alrededor del mundo? Aquí los cinco puntos importantes:

1. Más de 30 reconocimientos, y vienen más...
Ixcanul” cierra un exitoso año de premiaciones. El filme ha recibido 35 premios hasta el momento, los más recientes durante la gala de premiación del Festival Internacional de cine Ícaro, donde obtuvo cinco estatuillas, entre estas: Mejor director y Mejor guión. El filme suma una selecta lista de premios y de ovaciones por varios países del mundo en donde se presentó, por eso, seguirá llamando la atención.

2. Un relato que es recurrente en Guatemala
Jayro Bustamante ha explicado que la historia de la película es una mezcla de relatos reales, recabados por la productora Marina Peralta, madre de Jayro, quien trabajó en los pueblos que rodean el Lago Atitlán por muchos años. Es una historia que se repite en Guatemala y los que son testigos  prefieren guardar silencio. El filme expone esta realidad de muchos guatemaltecos.

3. Banda sonora
La película no tiene música de fondo y en su lugar utiliza sonidos que ayudan a conformar la atmósfera y le dan veracidad a la historia. Los retumbos volcánicos, los ruidos nocturnos y el susurro del viento  son solamente unos ejemplos que sitúan al espectador dentro de la trama.

4. Los expertos le dan su visto bueno
Ixcanul” ha recibido excelentes comentarios de la opinión de cinéfilos expertos que han colocado a la producción entre las mejores películas extranjeras. La revista "Variety" le dio a “Ixcanul” la posición seis de las 81 películas que compiten en la categoría a mejor filme internacional en los premios Óscar. 

5. Originalidad: rescate de un idioma maya y trajes regionales
El filme guarda la riqueza del idioma kaqchikel. Entre otras cosas tradicionales que tiene el filme está el vestuario, que recibió un galardón en la segunda edición de los Premios Fénix. Jayro Bustamante, en una conferencia de prensa, comentó que Sofía Lantan, encargada de la producción del vestuario de la película, se las ingenió con varios pobladores de Atitlán para conservar la originalidad de los trajes típicos que se utilizaron en la producción.