Abby Kirk de 11 años había estado pasando un infierno en su escuela, pues había sido la burla de algunos de sus compañeros.

Arrojarle piedras, comida, intentar empujarla por las escaleras y amenazarla de violación fueron algunos de los actos en su contra de parte de sus compañeros.

Además de estas intimidaciones físicas también la agredían en redes sociales. Sin embargo hace poco la madre de Abby decidió publicar lo que su hija solía pasar en la escuela, nombrando a cada una de las personas que la molestaba y exponiendo el daño que las palabras y agresiones causaban en la pequeña.

Luego de ello sus compañeros de escuela le mandaron mensajes de apoyo. Incluso una de las chicas que solía llamarla "gorda campesina" le mandó una carta ofreciendo disculpas, informó el sitio británico Mirror.

En la galería de fotos podrán conocer más datos de esta historia.

Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.