Britney Spears podrá ser la adorable madre los pequeños Jayden James y Sean Federline, una respetable empresaria en el mundo de la moda y la novia más cariñosa, pero en el fondo, su alma es la de una “bitch” (perra).

La cantante recientemente confirmó esto, cuando en Instagram publicó una imagen en la que se pueden conocer los principios que toda buena “bitch” debe seguir.

“Bitchology, Britney es una bitch”, comentó en su publicación.

“Ser una bitch significa... Defiendo mis creencias. Defiendo a quienes amo. Digo lo que pienso, pienso mis propios pensamientos o hago las cosas a mi manera. No permitiré que nadie me pisotee. Me niego a tolerar la injusticia. Y si eso me hace una bitch, entonces que así sea. Acepto el título y me enorgullezco de ser una bitch”, se expresa en la imagen.

¿La apoyan?