En agosto del año pasado, Megan Fox anunció que se separaba de su esposo Brian Austin Green, luego de cinco años de matrimonio.

Sin embargo, una noticia sorprendió esta semana cuando se supo que la actriz esperaba a su tercer hijo con el actor, aunque ya estuvieran separados.

Tras conocerse el embarazo, Green rompió el silencio y habló sobre el tema.

"Ya sabes, nada es planeado", declaró el actor en una entrevista a la revista "People".

"Ninguno (de los niños) fue planeado. Uno, simplemente, los recibe", añadió Green.

Cuando le preguntaron cómo tomó la noticia señaló:

"A mi edad, tener tres bebés es loco. ¡Voy a tener 43 este año", declaró.