El líder la banda irlandesa U2 burló a la muerte. Bono se encontraba junto a cuatro amigos a bordo de un avión Learjet 60 D-CGEO que volaba entre Dublín, Irlanda y Berlín, Alemania, el cual perdió una puerta cuando se encontraba a 2 mil 450 metros de altura.

“Fue muy afortunado, el avión podía haber caído en picada. Cuando llevaban una hora de viaje aproximadamente, escucharon un golpe seco que venía de la parte trasera del avión. Se sorprendieron un poco al principio pero después continuaron y aterrizaron con normalidad en el aeropuerto de Berlín. Al aterrizar y ver cómo la puerta trasera del avión se había desprendido se dieron un buen susto. Se encontraban a una altura en la que podía haber pasado cualquier cosa. Todos se sintieron muy agradecidos de estar vivos”, reveló una fuente a la edición irlandesa del periódico Daily Mail.

Durante el suceso, Bono y sus amigos perdieron todo el equipaje, el cual cayó a través del espacio que dejó la puerta desprendida.

Las autoridades de aviación alemanas ya iniciaron una investigación en torno al accidente.