Kendall Jenner fue sorprendida por los fotógrafos este martes cuando caminaba por las calles de Nueva York mostrando de más.

La joven modelo usó un bodysuit color negro y transparente que resaltaba el busto y el arete que lleva en el pezón.

La hermana de Kylie sufrió cuando le pusieron esa argolla, así que no es de extrañar que después de pasar por ese dolor quiera mostrarla.

Kendall, quien iba acompañada por sus amigas Hailey Baldwin y Gigi Hadid, se aseguró que todos los ojos se pusieran sobre ella.