Los rumores de que Beyoncé será mamá por segunda vez, cada vez son más fuertes. Claro, la cantante ha estado usando ropa holagada en sus últimas apariciones.

Pero, la primera evidencia de que podría estar embarazada llegó en agosto pasado en los “Video Music Awards”, cuando se presentó con una traje que cubría su abdomen, hecho de lentejuelas. Y es que si comparamos su físico en enero de este mismo año, veremos que la cantante se veía más delgada durante la premiación de los Grammy.

Además, el día que se casó su hermana, el 16 de noviembre, lució un vestido blanco que también ocultaba su vientre. Días después asistió a la premier de “Annie”, donde visitió un enorme saco, que no dejaba ver en absoluto sus curvas. 

Y al parecer ha dejado el alcohol y ha optado por las bebidas frías con mucha azúcar. Ya que fue captada tomando un helado que tiene alrededor de 299 calorías. Según informa el portal Gawker, la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. dice que las mujeres embarazadas requieren un extra de 300 calorías por día.

A principios del mes pasado, Beyoncé se mostró extraña durante un partido de los Nets, la cantante se mecía hacia atrás y hacia adelante. En ese momento, muchos interpretaron el misterioso balanceo como un signo de que podría haber estado intoxicada y hasta “poseída por un demonio”. Sin embargo, pudieron haber sido los efectos secundarios de Zofran, un medicamento prescrito para combatir las molestias matutinas del embarazo

Por su parte, en septiembre Jay Z alborotó a todos, al hablar indirectamente de que estaba esperando su segundo hijo. Pero todo se calmó cuando se les vio brindando con lo que parecía una copa de champán, sin embargo ellos ni confirmaron ni negaron nada.

Y si en realidad Beyoncé está por convertirse en madre por segunda vez, tendría alrededor de tres meses, por lo que pronto podría dar la feliz noticia.