Luego de dos décadas de padecer diabetes e hipertensión, el pasado 15 de mayo falleció la leyenda del blues, B.B, King, a los 89 años en su residencia de Las Vegas.

Luego de la autopsia que se le realizó al cantante, sus hijas Karen Williams y Patty King aseguraron que el “Rey del blues” habría sido envenenado por sus asistentes.

Las mujeres indicaron que la administradora de los negocios de King, LaVerne Toney, y su asistente personal, Myron Johnson, habían matado a su padre.

Sin embargo, esta información no podrá ser comprobada hasta que se revelen los resultados de la autopsia realizada sobre el cuerpo embalsamado, que según el forense, Clark John Fudenberg, estarán listos dentro de ocho semanas.

Según lo reportó el sitio Daily Mail, el teniente de la policía de Las Vegas, Ray Steibes, confirmó que un grupo de detectives ya inició la investigación, que no retrasará los planes para el entierro y los funerales que se realizaran en Memphis, Tennesseee, Indianola y Mississippi.