Alejandro González Iñárritu, el genio creativo detrás de "Birdman", se ha convertido en el segundo mexicano de forma consecutiva en ganar mejor director en los Oscar, un año después de que su compatriota Alfonso Cuarón fue recompensado por la película "Gravity".

Esa ambición y aventura que se encuentra en su "Birdman", ganadora del Oscar a Mejor película, podría remontar a los inicios de Iñárritu. A la edad de 19, el nativo de la Ciudad de México viajó por el mundo como grumete en un barco de carga. A principios de 1980, Iñárritu regresó a la Ciudad de México para estudiar comunicaciones en la Universidad Iberoamericana. Como estudiante comenzó a trabajar como locutor de radio para WFM, una estación local que juega una mezcla ecléctica de música rock y pop. Durante los próximos cinco años, Iñárritu pasó su tiempo convirtiendo a WFM en la estación de radio número uno en México.

Iñárritu dejó WFM en la década de 1990 para ser productor para la firma de televisión mexicana Televisa y para hacer anuncios de televisión y cortometrajes para su productora, Zeta Films. Su primera incursión en el cine como director fue en 1996 con "El Timbre", un cortometraje protagonizado por el actor mexicano Damián Alcázar.

Pero fue en 2000 cuando Iñárritu saltó a la fama, con su drama mexicano "Amores Perros", un cuento en el que tres historias chocan después de un accidente automovilístico en la gigante ciudad capital de México. La película ganó una ovación de pie y el premio Semana de la Crítica en el Festival de Cannes de ese año.

Con el éxito de la película, Iñárritu se mudó a Los Ángeles y entró a Hollywood con "21 gramos", su primera en idioma Inglés y segunda película en general, que recibió dos merecidas nominaciones al Oscar en 2003.

Iñárritu obtuvo su primera nominación al Oscar como director para la película protagonizada por Brad Pitt, "Babel", en 2006
, que obtuvo otras seis nominaciones a los premios de la Academia. Ese año se convirtió en el primer mexicano en ser nominada a un
Directors Guild of America Award y un Oscar.

Iñárritu más tarde dirigió y co-escribió el drama "Biutiful" (2010), que se centra en un padre soltero que dirige una operación de drogas y descubre que se está muriendo, un papel encarnado por el actor español Javier Bardem.

En la primavera de 2013, Iñárritu comenzó a trabajar en "Birdman", su quinta película, cuyo éxito en los Oscar de este año ha grabado su nombre en la tradición de Hollywood.

Con la gloria del Oscar en el bolsillo, Iñárritu no está por desaparecer del primer plano aún: él está dirigiendo "The Revenant", un thriller western protagonizada por Leonardo DiCaprio y Tom Hardy.