Ver a Paulina Rubia fuera de los escenarios o del glamour de un programa de televisión, es difícil de imaginar.

Pero más allá de su carrera como cantante, "La Chica Dorada" se da el espacio para convivir con su hijo Andrea y se da el tiempo para ir por él al colegio.

La intérprete mexicana nos demostró que es una mamá como todas, preocupada por su hijo y pendiente de lo que necesite. 

En las fotos podemos verla esperando que le entreguen al pequeño Andrea de cuatro años, en una institución de Miami, de donde el pequeño sale muy contento para saludarla.

Sin duda esta es una etapa que poco le conocemos a la cantante.

Miren las fotos en la galería.