Amigos, familiares y admiradores dieron el último adiós a Joan Sebastian en el rancho La Cruz de la Sierra, en México, con arreglos florales y fotografías de “El rey del jaripeo”.

Algunos admiradores arribaron al rancho en transporte público y otros en vehículos propios para dar el pésame a la familia del cantante; el inmueble se encuentra localizado en la localidad de Teacalco, estado de Guerrero.

Decenas de coronas florales rodearon el recinto donde se encuentra el féretro del cantante.

En la entrada del rancho, los asistentes fueron revisados por personal de seguridad de la familia Figueroa para evitar el ingreso de teléfonos celulares.

Los restos del “Poeta de Juliantla” se encontraban en un féretro de caoba y encima de él un sombrero igualteco; el ataúd se localizó en la parte alta de la terraza, donde personalidades del ámbito, artístico, político y social montaron guardia de honor.

A las 15:00 horas del martes, una banda de viento entonó diversas canciones que hicieron llorar a más de uno de los asistentes, entre ellos Julián, hijo del cantautor, y a la actriz Maribel Guardia.

El día de hoy se planea realizar una misa de cuerpo presente en la Catedral de Cuernavaca.