Alyssa Milano compartió a través de su cuenta de Twitter su indigación con el aeropuerto de Heathrow, ubicado en Londres, ya que la leche materna que había extraído para su hija le fue confiscada por elementos de seguridad del lugar.

Los empleados de lugar le explicaron que desde 2006 existe una ley que restringe que se lleven más de 100 mililitros en el equipaje de mano, norma que comenzó luego de una alerta por la posibilidad que los terroristas estuvieran planeando usar líquidos explosivos en vuelos.

Sin embargo, la única excepción que se hace es cuando una madre viaja junto a su bebé, lo que en ese momento no sucedía ya que la protagonista de la serie "Charmed" no estaba acompañada de sus hijos. Posteriormente los elementos de seguridad le sugirieron que tras pasar los filtros de seguridad podría extraer más leche.

"Dijeron que me dejarían pasar mi leche materna si cargaba al bebé conmigo. ¿Por qué necesitaría extraer leche materna si mi bebé estuviera aquí?", tuiteó la actriz.