Una adolescente que abandonó su casa después de pelar con sus padres, fue encontrada diez años después en un café internet jugando videojuegos, actividad que se cree realizó durante todo este tiempo. 

Se trata de Xiao Yun, de la provincia de Zhejian en China, a quien su familia daba por muerta desde hace más de una década. La mujer, de ahora 24 años, tenía una identificación falsa y fue encontrada en una inspección de rutina realizada por las autoridades del país. 

"Tengo una personalidad obstinada y un mal genio, así que solía regañarla. Pero han pasado 10 años y ahora ella es un adulto. No la volveré a regañar", explicó su madre al periódico local Qianjiang Evening News.

Xiao Yun fue multada con mil yuanes (156 dólares) por resistirse al arresto. La noticia fue dada a conocer por el periódico "The Strait Times", que es el de mayor circulación en Singapur y replicada por medios internacionales como "The Inquirer", "Daily Star" y "South China Morning Post".