¿Se acuerdan de Anna Allen, la actriz española que se inventó una carrera en Hollywood a punta de Phostoshop y post robados de otras actrices que posteaba en Instagram? Se complican las cosas para ella, ya que su equipo también suplantó la identidad del mánager de Leonardo DiCaprio y Ben Affleck, Shawn Sachs.

El engaño lo descubrió la revista Vanity Fair España. A un fotógrafo de una conocida revista de tendencias le llegó un extraño correo que supuestamente escribía Sachs, donde le pedían unas fotos que hizo con la actriz, ya que este la representaba. Luego la "agente" de Allen, Mar Rodríguez (quien la tiene metida en todo este lío), también le reclamó dos veces. Por esta razón, los periodistas de la publicación preguntaron al verdadero Sachs si alguna vez representó a Anna Allen.

"No, no la represento. Nunca lo he hecho", fue su lacónica respuesta.

En la galería verán un recuento de la historia de Anna Allen. Para leer la información desde un smartphone o tablet, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".