Nicolae Marginean acusó a su esposa por abandono.

El motivo fue debido a que sus hijos Madalina de ocho, Denise de siete y Andrei de cuatro estaban en un duro tratamiento para bajar de peso.

Nicolae afirma que se vio obligado a tomar la responsabilidad exclusiva de los jóvenes cuando su esposa le sugirió que sólo se llevaría a uno de ellos. Casualmente, el pequeño por el que el gobierno le da una pensión mensual.

La familia que radica en la ciudad de Botosani al noroeste de Rumanía se encuentra desalentada ya que sin su madre los pequeños no pueden continuar su tratamiento, compartió el sitio "Standard Digital".

"Ella dijo que no podía hacer frente a la presión de tres niños con sobrepeso y sus necesidades especiales. Dijo que quería tener su vida de nuevo", expuso el padre de familia desconsolado.

En la galería de fotos podrán conocer algunos tips para evitar la obesidad en sus hijos.

Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.