Luego de lucir espectacular el domingo en la alfombra roja de los premios Oscar y con más de US$1 millón en joyas, Reese Witherspoon cambió el brillo por el sol de la playa.

La actriz estadounidense decidió vacacionar en Cabo San Lucas, México, para disfrutar el verano.

La protagonista de "Legally Blonde" aprovechó el calor para broncearse y lucir su espectacular cuerpo.

Reese, con tres hijos y a sus 40 años, demuestra que no necesita mucho Photoshop, ya que tiene una envidiable figura.

El diario "Daily Mail" publicó la serie de imágenes en donde se ve a la actriz con un sensual traje de baño.