Kylie Jenner fue demandada por un accidente de tráfico en el que se vio envuelta en agosto de 2013.

La menor de las Jenner conducía un Mercedes G-Wagon, cuando golpeó la parte trasera de un Toyota  que se encontraba detenido por culpa del tráfico, provocando que este le pegara a un vehículo de la marca Subaru.

Fue precisamente la conductora de este último automóvil la que decidió demandar a Kylie al considerarla una conductora “negligente”, según informó el portal TMZ.

Su madre, Kris Jenner también ha sido incluida en la demanda, al ser la supuesta propietaria del vehículo en el que viajaba. Además, la demandante dice que el accidente le provocó lesiones en cuello y espalda.