Parece puro realismo mágico, pero sucedió en la cárcel de Nova Mutum en la ciudad de Cuiabá, en Matto Grosso, Brasil. Dos mujeres vestidas de "policías sexis" sedujeron y drogaron a los guardias de la penitenciaría y gracias a esto, se escaparon aproximadamente 28 reclusos, reportó el canal de noticias O Globo.

Las dos mujeres llegaron a la prisión la noche del miércoles y convencieron a los guardias de abandonar sus puestos. Luego de seducirlos, les dieron whiskey con somníferos. De ahí se abrió la prisión y los internos salieron por las puertas delanteras. A los custodios los dejaron dormidos, esposados y desnudos.

Los reclusos, por su parte, escaparon con varias armas de fuego y municiones. Bruno Amorim, de 18 años, fue el que planeó la fuga. Una de las mujeres es su novia y este cumplía una condena por intento de asesinato. 11 presos fueron recapturados y el director de prisión y los guardias fueron arrestados. Ahora son acusados de negligencia.

En la galería: ¿Qué tan seductoras son?. Para leer la información, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".