La pesadilla de todo aracnofóbico que no puede disimular su repugnancia ante ocho patas filamentosas y colmillos repletos de veneno se hizo realidad en Australia.

Concretamente, en la región de Maningrida, en un pequeño pueblo cerca de la ciudad de Darwin. Más de 25 mil tarántulas venenosas (arañas estelares) "invadieron" el municipio. Generalmente, en esta región hay entre 200 y 300 arañas por cúmulos encontrados en la zona, pero lo que sucedió allí fue increíble.

Así lo explicó el aracnólogo Robert Raven para el periódico australiano Sydney Morning Herald. Afirmó que quizás estaban huyendo de algo que las diezmaba o quizás buscando alimento.

Pero estas tarántulas no son mortales para los seres humanos, mas su picadura puede provocar náuseas y vómito. Asimismo, su mordedura puede arrancar el tejido. En cuanto a esta especie en particular, fue descubierta en 2006 y no se le puede ahogar, ya que crea una burbuja por la que respira.

En la galería verán los pensamientos que tiene todo aquel que detesta a las arañas. Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen "ampliar galería" y luego "mostrar texto".