Si hubiese sido Jennifer López la que hubiese besado a Drake, el rapero seguramente no habría hecho la épica mueca de asco que tantos comentarios generó en redes sociales.

Porque ayer demostró, una vez más, por qué con casi 47 años se puede considerar todavía un ícono de estilo y también una de las divas más deseadas de la actualidad. Llegó impecable con su vestido negro, mostrando unas curvas que luego de más de 20 años de carrera, siguen intactas.

Jennifer López ya no es la bailarina rolliza que trataba de abrirse un espacio en Hollywood. De hecho, su estilo ha cambiado radicalmente.

En la galería verán la "evolución" de estilo de Jennifer López y cómo ha cambiado radicalmente su aspecto, desde que aparecía en algunas películas en los años 90 hasta la actualidad,donde enloquece a sus fans con sus posts en Instagram.

Para leer la información desde un smartphone o tablet, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".