Él es Rodrigo Alves y es un sobrecargo de vuelo que asegura estar obsesionado con la cirugía plástica. El hombre de 30 años ha invertido más de 150 mil dólares para someterse a 21 cirugías cosméticas. ¿Su objetivo? Convertirse en la encarnación del novio de Barbie: Ken.

Han pasado 10 años desde que Alves comenzó su transformación. Inició con 12 mil 500 dólares para botox y otras inyecciones, gastó 47 mil dólares en cirugías de la nariz, cuatro mil 700 en una liposucción en el mentón y 15 mil dólares en implantes de pecho.

El hombre se colocó también implantes de abdomen y de brazos y se realizó una liposucción en las piernas.

Alves quiere convertirse en el “Ken” humano, pues considera que este muñeco es el “hombre ideal”. “La cirugía plástica ha cambiado mi vida”, asegura. “Fue una transformación positiva para mi. Si no fuese por la cirugía cosmética no sería el hombre que soy hoy. No estoy intentando alcanzar la perfección, solo quiero ser el mejor hombre que mi cuerpo permita”.

Las operaciones a las que se ha sometido Rodrigo tienen algunos riesgos. En una ocasión, el hombre quedó paralizado durante tres semanas. A pesar de esto asegura que no se detendrá. Actualmente está en el proceso de colocarse implantes de cabello para evitar la calvicie.

A continuación podrán ver el video de Alves. En la galería verán sus fotografías.