Es lógico pensar que con el fin de ahorrarse costos en la producción se reutilicen vestuarios y "props" (una recreación coleccionable de la utilería de una producción audiovisual) en diferentes películas. Incluso en aquellas que creíamos tan originales.

Ni te imaginas qué películas volvieron a usar artículos de otras no tan famosas. Desde una cafetera hasta un avión completo.