En diciembre del año pasado, Avril Lavigne pidió que sus fans rezaran por su salud por medio de un mensaje en Twitter.

Me siento mal porque no he podido decir nada a mis fans sobre por qué he estado ausente. No me encuentro bien. Estoy teniendo algunos problemas de salud. Así que por favor, recen por mí”, escribió la cantante en la cuenta @AvrilMusicChart.

En una reciente entrevista con la revista “People”, la cantante de 30 años confesó que fue diagnosticada con la enfermedad de Lyme, una dolencia provocada por la mordedura de una garrapata.

“Sentía que no podía respirar, hablar, ni mover. Pensé que me estaba muriendo (...) Incluso tuve que estar una semana sin ducharme, no podía ni mantenerme de pie, tenía que arrastrarme prácticamente para andar por mi casa”, explicó a dicho medio.