Sin duda las rosas nerviosas, las manos sudadas, sillas incómodas, ambientes tenso, miradas extrañas son algunas de las características que están presenten en una entrevista de trabajo.

Para enfrentarte a este estresante momento es fundamental aprender a contestar adecuadamente, parecer profesional, dar la información requerida y saber cómo resolver nuestras dudas sin resultar ofensivo.

Una reciente encuesta en AskReddit, los usuarios respondían a la siguiente pregunta: What is an absolute NO NO when going for a job interview? (¿Qué es un NO NO absoluto cuando estás en una entrevista de trabajo?).  La revista "Time" compartió las cuatro preguntas que jamás debes decir al terminar la entrevista.

1. ¿Y qué tendría qué hacer en el puesto?

Cuando uno está buscando proactiva y masivamente trabajo, a menudo ocurre que nos llaman para un puesto para el que ni recordamos haber mandado el CV. Infórmate antes de acudir ya que el entrevistador dará por hecho que sabes para qué te han llamado.

2. ¿Tendría que someterme a un test de drogas?

A no ser que optes a un puesto en un equipo ciclista, nunca digas esta pregunta. Aunque no sea así, el entrevistador pensará que consumes algún tipo de estupefaciente, es más, dará por hecho que tienes una adicción  

3. ¿Qué tal lo he hecho?

No es un examen oral de instituto en el que te vayan a dar la nota al instante, y preguntar si has aprobado o no es bastante triste. Puedes haber resultado impecable, con respuestas adecuadas, con la formación requerida para el puesto y con un perfil de lo más atractivo, pero eso ya lo decidirán una vez te marches de allí y, por lo general, no te lo harán saber. 

4. ¿Por qué hay menos mujeres en la oficina?

Aunque te sorprenda que las mujeres brillen por su ausencia en una empresa, durante la entrevista no lo preguntes. Hay sectores como el tecnológico en los que la brecha de género es descomunal, así que si optas a un puesto en el mismo deberías ser consiente de ello previamente, de lo contrario dejarías claro que hace tiempo que estás fuera del mercado laboral y, además, estarás criticando descaradamente a la empresa.