El crecimiento profesional a veces “crece” como espuma y en otras ocasiones es un paso que no llega tan pronto. ¿De qué depende? En gran parte de tu perfil como profesional y como empleado.

Si te has esforzado por demostrar tu talento en el trabajo y tu jefe tiene alguna de estas señales sin duda eres el candidato indicado para un ascenso.

1. El jefe pasa más tiempo contigo

Tu jefe busca los espacios para conversar contigo sobre tu trabajo y las ideas que tienes para mejorarlo. Quiere salir a almorzar contigo o “ir por un café”.

2. Te capacita

Busca que obtengas nuevas capacidades, y te ofrece las posibilidades para que puedas lograrlo. ¿Necesitas aprender inglés? Listo, ya tienes el permiso.

3. Te deja brillar

Esta no es solo señal de que estás “en crecimiento” sino de que tienes un gran líder como jefe. Procura que tus ideas resalten ante tus compañeros.

4. Te hace partícipe de las reuniones

Estar en esas reuniones o llamadas importantes proporcionan un crecimiento invaluable. Ser parte de ellas te ayuda también a brindar ideas sobre la mecánica de trabajo.

5. No te absorbe

Un buen jefe respeta tu tiempo libre. Que valoren tu trabajo no quiere decir que sea de tiempo completo y eso lo sabrá respetar.

Con información de Cosmopolitan.