Usain Bolt está seguro que si gana las dos pruebas que le restan en Rio 2016 será inmortal, y nadie lo desmentirá.

"Alguien dijo que soy inmortal. Dos medallas más de oro y lo podré confirmar", dijo Bolt luego de poner a sus pies los Juegos de Rio al ganar los 100 metros olímpicos por tercera vez consecutiva, el domingo en 9.81 segundos.

Con la prueba reina del atletismo en el bolsillo, el jamaicano, de 29 años, quedó en camino de lograr el triple-triple: le faltan en Rio los 200 (jueves) y 4x100 (viernes) que también había logrado en Pekín-2008 y Londres-2012.

"La carrera fue brillante. No fui muy rápido pero estoy feliz porque gané. Ya advertí que lo iba a hacer", señaló el caribeño que el domingo logró el mejor tiempo de la temporada, pero muy lejos del récord mundial de 9.58 que marcó hace casi ocho años.