Nuevos casos por corrupción en la FIFA salieron a luz este viernes cuando el máximo ente del rector mundial informó que el expresidente Joseph Blatter y dos de sus más estrechos colaboradores, Jerome Valcke y Markus Kattner se repartireron 80 millones de dólares. 

Se trata de "un esfuerzo coordinado de enriquecimiento personal" a través de contratos y compensaciones, a lo largo de los últimos cinco años, indicó este viernes la propia FIFA

Joseph Blatter se hunde cada vez más.

La entidad con sede en Zúrich, Suiza, explicó que informó de ello a la justicia y que compartirá los datos con la justicia estadounidense. "Algunos contratos contienen disposiciones que parecen violar el derecho suizo", expone la FIFA sobre el sistema de cláusulas y bonificaciones de sus tres exdirigentes.

La FIFA da ejemplos. El 30 de abril de 2011, Valcke, entonces secretario general, y Kattner, entonces secretario general adjunto, "obtuvieron renovaciones de contrato de 8,5 años hasta 2019" con "primas de salida generosas que les garantizaban el pago íntegro, hasta 17,8 millones de dólares y 9,9 millones de dólares respectivamente, en el caso de que dejaran de trabajar en la FIFA, si Blatter no era reelegido".

Joseph Blatter se hunde cada vez más.

El 1 de diciembre de 2010, Blatter, Valcke y Kattner "recibieron 23,4 millones de dólares de primas especiales por el Mundial-2010 de Sudáfrica", cuatro meses después del evento "y aparentemente sin una disposición de contrato" que estipule o contemple esas primas.

Actualmente Blatter está suspendido por seis años de toda actividad relacionada con el futbol por el famoso pago de 1.8 milones de euros a Michel Platini, expresidente de la UEFA, también suspendido. 

Valcke fue despedido de la FIFA y suspendido 12 años por su implicación en un caso de reventa de entradas en el mercado negro. Mientras que Kattner fue despedido el 23 de mayo pasado.